Incomprensiblemente, aún parece existir la idea de que el Estado es malo, su Policía es perversa, y por eso hay que defender al delincuente con todos los recursos posibles para impedir que

El verdadero partido será el domingo. Esa especie de segunda vuelta de las generales que supondrán las municipales, autonómicas y europeas. Pero, por si acaso el resultado no vuelve a acompañar, este