Principio de acuerdo entre Merkel y Schulz para una gran coalición

Internacionales
Lectura

La reunión entre la canciller y los socialdemócratas ha durado más de 24 horas

 

Es un documento de 28 páginas. Arranca con un preámbulo en el que los grandes partidos democráticos se comprometen a reforzar la democracia, unos párrafos pensados para sobrellevar lo más dignamente posible la presencia en el Bundestag de un partido populista y antieuropeo como Alternativa para Alemania (AfD), y contiene acuerdos como un límite a la reagrupación familiar de los refugiados en suelo alemán que, según publican medios alemanes, quedaría restringido a un máximo de mil personas al mes, además de una serie de medidas fiscales aún por detallar pero que no contemplan una subida de impuestos. Con este documento, el bloque conservador liderado por la canciller Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata (SPD) de Martin Schulz han logrado un acuerdo para, sobre estas bases, entablar negociaciones formales para una futura gran coalición que pondría fin a la mayor crisis de Gobierno que ha enfrentado Alemania.

El compromiso adquirido por los dos principales partidos del país permite a Merkel encarrilar su cuarto mandato consecutivo y disipar casi definitivamente el fantasma de nuevas elecciones en Alemania que ha sobrevolado Europa desde el mes de noviembre, cuando por sorpresa fracasaron los contactos de Merkel con los liberales del FDP y Los Verdes para formar la alianza denominada «coalición Jamaica».

Las directivas de los partidos están examinando a toda prisa el documento para permitir a los negociadores, una vez dado el visto bueno, informar sobre su contenido. Mientras el equipo de la CDU se ha ido a casa a darse una ducha, los negociadores del SPD han seguido trabajando y han llamado a la Casa Willy Brandt a Kevin Kühnert, el jefe de los «Jusos», las juventudes del SPD, que llevan a cabo una intensiva campaña contra la formación de una nueva coalición y a las que querían presentar el documento antes que a nadie. Un congreso del SPD debe todavía validar el acuerdo, por lo que convencer a Kühnert y los suyos, no sabemos a qué precio, resultará fundamental para que la gran coalición llegue a buen término.

El acuerdo logrado tras cuatro dáis de sondeos y una última sesión de negociaciones de 24 horas consecutivas de duración, garantiza una voluntad común pero no se traduce en la puesta en marcha automática de la gran coalición que gobernó Alemania durante los últimos cuatro años.

La cúpula del SPD necesita todavía recibir el próximo 21 de enero luz verde de sus filas en un congreso extraordinario del partido que se celebrará en Bonn. Ese congreso, y el hecho de que los socialcristianos bávaros de la CSU tengan por delante unas elecciones regionales este mismo año, son los principales motivos por los que, hasta el último momento, todavía permanecían abiertas cuestiones centrales en impuestos y finanzas, así como decisiones importantes en los ámbitos de migración, mercado laboral, sanidad, cuidados sanitarios, jubilaciones y Europa. Por lo demás, los tres partidos llevan gobernando juntos los pasados cuatro años sin incidentes reseñables y su nivel de entendimiento es bastante alto.

 

Las habilidades negociadoras de Merkel

Con el principio de acuerdo alcanzado, Merkel, que Gobierna ininterrumpidamente Alemania desde 2005, rentabiliza una vez más sus habilidades negociadoras para hacer frente a la adversidad, aunque más de la mitad de los alemanes dicen en las encuestas que no esperan que acabe esta legislatura en el gobierno y su figura termina tocada.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo." alt="" />

 

En realidad los líderes de los tres partidos parecen estar al final de su carrera política y de este nuevo gobierno han de surgir figuras de relevo. En el SPD, a juzgar por lo que se va filtrando del acuerdo, han triunfado de manera muy sobresaliente las propuestas y premisas de Andrea Nahles, hasta ahora ministra de Trabajo y que llega a la nueva formación de gobierno como personalidad muy respetada dentro de su propio partido y por parte de la opinión pública.

 

fuente abc

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS