El Gobierno quiere que el castellano no se enseñe de forma individualizada

España
Lectura

Rajoy considera que imponer una sola lengua “nos sitúa en el peor pasado”

 

Durante los tres últimos años, el Gobierno de Mariano Rajoy ha esgrimido ante los tribunales las razones que ahora le llevan a modificar la fórmula de inscripción en los colegios catalanes para garantizar que se den más horas en castellano. Junto a la pretensión de que aumenten las asignaturas que se dan en esta lengua, el Ejecutivo tiene otra: que las horas en castellano no se den a los alumnos de forma individualizada, como ocurre ahora en la mayoría de los casos. Considera que así se estigmatiza a lo menores, por lo que quiere que se den de forma colectiva.

 

Su pretensión, apuntan fuentes del Gobierno central, es que aunque el catalán siga siendo la lengua “normalmente utilizada como lengua vehicular”, el castellano tenga una presencia suficiente como para que también se la pueda considerar de la misma forma. Eso sí, siempre de acuerdo con las sentencias del Tribunal Constitucional, del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que han fijado en un 25% la presencia de las asignaturas en castellano.

 

El debate sobre la lengua en la escuela ha vuelto al escenario político a causa de esta pretensión del Gobierno

 

En este sentido, en los tres recursos contenciosos administrativos que el Ministerio de Educación presentó contra las resoluciones de las preinscripciones en el 2015, 2016 y 2017, se solicitaba al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya lo que ahora pretende llevar a cabo y para lo que ahora se busca la forma más idónea, aún sin concretar. “La modificación del formulario de preinscripción, que debería contener un apartado en el que los solicitantes pudieran expresar su demanda de recibir enseñanza en castellano como lengua vehicular, en una proporción razonable”, apuntaban los recursos en los que ya se añadía que debía “tenerse presente que tal enseñanza en castellano deberá darse colectivamente, sin que proceda la atención individualizada”.

 

El debate sobre la lengua en la escuela ha vuelto al escenario político a causa de esta pretensión del Gobierno, y a él se apuntó la presidenta del PP valenciano, que ayer en un acto en Elx con Rajoy, le pidió ayuda para combatir un decreto del Gobierno valenciano, que a juicio de los populares, quiere implantar el mismo modelo “de imposición lingüística de Catalunya”. Rajoy no entró en el debate suscitado sobre la preinscripción, pero sí dejó claro su posición. Considera “increíble” “debates sobre las lenguas imponiendo a la gente lo que no quiere que se le imponga , en lugar de dedicar los recursos de la educación a la revolución digital”. “Atenta contra el progreso y supone situarse en el peor pasado”, remató.

 

En el mismo acto Rajoy aseguró que “nos estamos tomando en serio” el corredor mediterráneo, “que se hará, y lo hará el Gobierno del PP, que es el que hace las cosas y resuelve los problemas”.

 

Rajoy, aunque sin citarlo, contrapuso también a su formación frente a Ciudadanos. “Somos un partido moderado y centrado, abierto y dialogante, con principios firmes y valores sólidos”, subrayó. “Las ofertas líquidas y los experimentos gaseosos se los dejamos a otros”. Y volvió a la crítica, velada o no tanto, al hablar del PP como “un partido de oportunidades y no de oportunismos. Un partido con hoja de servicios, y lo que es más importante, con una hoja de ruta”.

 

fuente lavanguardia

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS