El abogado de El Chicle abandona su defensa por la descofianza en su cliente

España
Lectura

José Ramón Sierra, abogado de El Chicle, toma la decisión después de que la autopsia preliminar desmonte la versión del atropello que ha sostenido Jose Enrique Abuín desde que aceptó su representación legal

 

José Enrique Abuín, «el Chicle», se queda sin abogado. El letrado que hasta ahora ejercía su defensa, José Ramón Sierra, ha anunciado que abandona la representación del autor confeso del crimen de Diana Quer cansado de las mentiras de su cliente sobre lo que le ocurrió a la joven madrileña la noche del 22 de agosto de 2016. Sierra ha acudido esta mañana la cárcel de A Lama (Pontevedra), donde está recluido en prisión provisional sin fianza Abuín, para comunicarle su decisión, que estaba en el aire desde hacía semanas.

En declaraciones a los periodistas que le esperaban a la salida del centro penitenciario, Sierra ha explicado que la decisión de abandonar la defensa se adoptó el jueves y hoy «se lo hemos puesto de manifiesto», algo «que se ha tomado mal». A lo largo del viernes «se presentará nuestra renuncia en el Juzgado de Instrucción» para que el juez decida si se le proporciona un abogado de oficio o Abuín contrata a otro defensor. «Ya se han ofrecido abogados», ha confesado José Ramón Sierra, quien ha admitido que «no» es normal que un abogado abandone a un cliente.

Según el letrado, reticente a dar excesivas explicaciones, él y su equipo «hemos dejado la defensa porque para poder ejercer un asunto penal cualquiera, de la mínima trascendencia, es necesario creer completa y honestamente en lo que se está haciendo, y difícilmente puedo hacerlo». «Hay dudas nuestras en el ejercicio de la defensa y decidimos dejarlo», ha zanjado.

El abogado se ha aventurado a manifestar que Abuín «sí está arrepentido» por el crimen de Diana Quer, «pero tendrán que preguntárselo a él», algo que ha reconocido que los periodistas «no pueden hacer» en este momento. Además, y a la vista del informe preliminar de la autopsia, «seguimos creyendo que no hay delito contra la libertad sexual», y eso «para nosotros es muy importante».

José Ramón Sierra ha querido aprovechar este -previsiblemente- última comparecencia con los periodistas para desautorizar algunas informaciones aparecidas en medios gallegos, como por ejemplo que Abuín no se ha comunicado telefónicamente con su mujer, Rosario Rodríguez, ni con ningún otro familiar. De hecho, él ha sido quien le ha llevado ropa al principal acusado. Igualmente, ha negado que «El Chicle» haya proporcionado una segunda versión de lo sucedido. «Ha declarado en dos ocasiones ante la Guardia Civil y el juez, y en ningún momento ha cambiado de versión», ha sentenciado.

Respecto a la pericial psiquiátrica que estaba solicitada por la hasta ahora defensa, Sierra ha considerado que se trata de una prueba que habría de plantearse «de oficio« para, entre otras cuestiones, dilucidar si Abuín, «que está bastante flojo de ánimo», puede ser imputable. Sobre si «El Chicle» participará en la reconstrucción de los hechos solicitada por el abogado de los padres de Diana, Sierra ha explicado que «como hasta el momento se había acogido a su derecho a no declarar, no tenía sentido que participara en esta diligencia de reconstrucción», pero dejó la puerta abierta a que el nuevo defensor de Abuín pueda adoptar otra dirección en la defensa.

Defensa condicionada

El abogado advirtió desde el primer momento que no continuaría con la defensa de Abuín si se demostraba la existencia de delitos de índole sexual. Sierra mantuvo siempre la versión que le proporcionó su cliente: la muerte de Diana se produjo por un atropello accidental y decidió deshacerse del cadáver por temor a que sus antecedentes penales jugaran en su contra al contar lo sucedido. De hecho, la defensa ha sostenido que «el Chicle» no es culpable de ningún delito doloso.

Esto, a pesar de que como publicó este periódico el mismo 31 de octubre, Abuín reconoció a los investigadores durante el registro de su vivienda que estranguló a Diana tras intentar violarla y fracasar en el intento. Sierra no solo ha negado esta versión sino que ha intentado jugar la carta de los problemas psicológicos, para lo que ha solicitado una prueba pericial. Mientras tanto, Abuín se ha acogido reiteradamente a su derecho a no declarar en sus comparecencias ante el juez, siguiendo la estrategia de no reconocer ningún hecho hasta conocer qué podía probar la autopsia practicada a un cadáver sumergido durante 16 meses en un tanque de agua dulce.

Precisamente, el informe preliminar de la autopsia ha echado por tierra la versión del hipotético atropello, ya que los forenses no han encontrado rastro de lesiones que se pudieran derivar del mismo. Por el contrario, ha confirmado que el cuerpo de la joven muestra rastos «compatibles con el estrangulamiento», estableciendo además que «el origen médico legal más probable de la muerte es el homicida». Los forenses tampoco saben aún si El Chicle agredió sexualmente a Diana, dado que las pruebas practicadas no han sido concluyentes: se descarta en función de las evidencias externas pero se realizarán exámenes biológicos, toxicológicos y entomológicos en el Instituto Nacional de Toxicología en busca de nuevos indicios.

 

fuente abc

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.