Robles confirma al jefe del servicio secreto y a la cúpula militar

España
Lectura

La ministra de Defensa, Margarita Robles, no oculta su interés por el servicio secreto. Primero consiguió que el Centro de Nacional de Inteligencia (CNI), que en 2011 pasó a estar adscrito

al Ministerio de Presidencia con el PP, volviera a depender de su departamento. Ahora ha elegido a una destacada agente del CNI como directora de Gabinete, un puesto de máxima confianza que conlleva el control de la agenda y el filtro del acceso a la ministra.

La elegida es Esperanza Casteleiro LLamazares, quien entre 2004 y 2008, en la primera legislatura de Zapatero, fue secretaria general del CNI y, por tanto, su número 2, con categoría de subsecretaria. Castelero fue la segunda mujer en ocupar este cargo, tras María Dolores Vilanova.

La nueva mano derecha de Robles lleva más de 30 años en el servicio secreto y se considera una experta en contraterrorismo. Ha estado en Cuba y Portugal, entre otros destinos, y ha trabajado en el CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), que reúne a representantes de la Policía, la Guardia Civil y el CNI.

Este miércoles, aunque aún no ha sido formalmente nombrada, Casteleiro acompañó a Robles en su primera visita a una instalación militar: el cuartel general de la Unidad Militar de Emergencias (UME), en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid). Tras tomar el control del CNI, Robles ha decidido confirmar en el cargo al jefe del servicio secreto, el general Félix Sanz, cuyo mandato acaba dentro de un año. También ha ratificado a los miembros de la cúpula militar —el jefe del Estado Mayor de la Defensa y los jefes de los tres ejércitos nombrados por el Gobierno del PP en marzo del año pasado.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS