El padre de Ilyas Abakkouy es un humilde pescador del norte de Marruecos desde hace 32 años. Del oficio, el joven Ilyas aprendió dos cosas: a pilotar una lancha y a