OEA: Derechos Humanos para Milagro Sala pero no para presos políticos venezolanos o militares argentinos

Daniel Romero
Lectura

Seis tremendos testimonios, de decenas que figuran en las causas que se sustancian en Jujuy contra Milagro Sala. La OEA con asesoramiento K acusa a Argentina de violar derechos humanos pero mira para otro lado con los presos políticos de Venezuela o los militares detenidos en cárceles inmundas y muchos sin condena. Por Daniel Romero  






Hace 43 años…

 

El 25 de Mayo de 1973 asumía la presidencia de la nación, un ignoto dentista de San Andrés de Giles quien también fuera mucamo de Perón, el Dr. Héctor  Cámpora que décadas después otros ignotos dieran nombre a la agrupación La Campora. Triste y cíclica historia la de Argentina, tan triste como los nombres que se repiten aun 43 años después, cuando pretenden seguir torciendo y deformando la historia. Sucede que ya les fue bien con ello,  porqué no seguir.

Asume Campora la presidencia: Perón lo obliga a renunciar 45 días despúes
 

 

En la ceremonia de asunción estaban “señeras” figuras, como la actriz Soledad Silveira, hoy militante K; el periodista Osvaldo Papaleo, su esposa y actriz Irma Roy, quienes denunciaron falsamente al Grupo Clarín hace unos años; Jorge Taiana ex canciller kirchnerista, el secretario del Movimiento Justicialista Juan Manuel Abal Medina, padre del ex jefe de gabinete de Cristina Kirchner y actual senador; y los terroristas Dardo Cabo, Fernando Vaca Narvaja amigo y socio del actual piquetero Emilio Pérsico, entre otros. Muchos de estos personajes partícipes de la destrucción del país, no solo en aquellos años, sino en los últimos 12. Cabe recordar que Montoneros como Vaca Narvaja y Pérsico, junto al resto de la cúpula, fueron quienes propusieron a Carlos Menem el indulto a militares y Montoneros que estaban en prisión o siendo juzgados.

 

 

 

También, estaba el ex procurador del kirchnerismo, Esteban  Rigui, nombrado por Héctor Campora, Ministro del Interior, quien se trasladó al Departamento de Policía y entre otras barbaridades cometidas, dio instrucciones para desarmar a todo el cuerpo de la Federal y ordenaba abrir las puertas del penal de Villa Devoto, plagado de terroristas detenidos por los crímenes cometidos y junto a ellos también salieron en libertad otras decenas de asaltantes, ladrones e incluso un conocido narco francés que había sido atrapado aquí. Hasta allí llegaron para la faena, Juan Manuel Abal Medina, padre de quien fuera jefe de gabinete de CFK y hermano de Fernando, asesino del General Aramburu y amante de Nilda Garré, ex ministro de defensa y luego de seguridad de CFK. Como se verá, son prácticamente los mismos personajes e ideas de 43 años atrás.

 

 

 

Este pequeño sobrevuelo por parte de la tremenda historia política argentina, podrá ponernos en situación para comprender porqué, desde el kirchnerismo, ponen el énfasis en armar operaciones para la libertad de la multi procesada Milagro Sala. Desde luego el factor principal, es ir generando “jurisprudencia” para el momento que Cristina Kirchner tenga que ir a prisión por corrupción y evitar que parte del gabinete kirchnerista quede también procesado en estos expedientes ¿Temor a que Milagro Sala hable?.

 

 

 

Hoy, ninguno de los terroristas de Montoneros o ERP, que cometieron más de 2.500 atentados en los ‘70, incluido el período de gobierno de Domingo Perón e Isabel Martínez de Perón no están, ni siquiera, procesados.

 

 

 

La constitucionalista María Angélica Gelli,  aseguró en el canal de noticias TN, que también se deben respetar los derechos de los militares detenidos. Las garantías son para todos, para los que nos gustan y para los que no nos gustan, sentencio.

 

 

 

Sin lugar a dudas la historia mostrará que a la mayoría de los militares argentinos juzgados y presos no se les respeto, no solo sus derechos humanos, sino tampoco el rigor jurídico, dado que son juzgados con leyes actuales por supuestos delitos cometidos 30 años  atrás. Son muchos los abogados penalistas y constitucionalistas que no ven ajustados a derecho estos procesos.

 

 

 

Claramente, hoy decir esto, no es políticamente correcto, pero sí lo es pedir la libertad de una corrupta que aún no justificó 1200 millones de pesos con los que debería haber realizado viviendas sociales,  sin mencionar las distintas y violentas arbitrariedades con las que se manejó durante estos últimos años, como demuestran algunos testimonios que mostraremos.

 

El Comisario y diputado electo Luis Abelardo Paty siendo juzgado en camilla
 

 

No solo una gran parte de la Justicia argentina se comporta como  una prostituta alquilada para satisfacer viejas y enfermas pasiones de venganza, la CIDH de la OEA, organismo a cargo de Luis Almagro, también podría ser catalogada así, dado que decidió arremeter contra nuestro país acusándolo de violar los derechos humanos en el caso Sala mediante una versión amañada de los hechos que se juzgan en Jujuy, con decenas de testigos que acorralan a quien fuera su jefa en el movimiento Tupac Amaru.

 

 

 

 ¿Qué duda cabe de que el kirchnerismo dio piedra libre a esta mujer para “construir” corrupción, de donde también se enriquecían funcionarios jujeños, nacionales y la familia K? A su vez se miró para otro lado mientras los jueces venales edificaban su propio aparato de corrupción y protección corporativa, mientras muchos de ellos enjuiciaban a militares con mecanismos y leyes hechas a medida, tiñendo de duda lo que debería haber sido un proceso claro e indubitable, enjuiciando también a los criminales terroristas que dieron pie a una guerra interna sin precedentes.

 


 

 

LA CIDH DE LA OEA

 

Luis Almagro, titular de la OEA, tiene como asesor a Gustavo Cinosi, un hombre estrechamente vinculado al kirchnerismo, a Carlos Zannini y a Julio De Vido responsable político y económico de Milagro Sala. Sin comentario.

 

 

 

Ahora la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA pide la libertad inmediata de Milagros Sala, mientras se sustancian en legal forma las causas por las que está encartada en juicio, donde sí se aseguran sus  derechos humanos; pero qué pasa con los (1*presos políticos de Venezuela o con los militares detenidos en la Argentina hace años con prisión preventiva y en muchos casos excedidos, en mucho, de los 70 años y gravemente enfermos ¿Aquí o en Venezuela no importan los derechos humanos o las leyes con nombre y apellido? Buscan traer a Comodoro Py las causas donde está procesada Sala por extorsión, corrupción, homicidio en grado de tentativa y otras linduras para poder hacer marchas ante los juzgados, sucede que en Jujuy ya nadie quiere hacerlas, todos la conocen.

 

 

 

Muchos son los ex integrantes de la Tupac Amaru, la organización paramilitar de sesgo maoísta, que se atrevieron a denunciarla, dado que esta presa y se les hace un poco más fácil controlar el miedo. Si esta mujer no estuviera detenida, la vida de los testigos estaría en peligro. Con detenerse a leer lo que más abajo se detalla, se podrá comprender porqué  genera miedo y la razón de su detención.

 

 

 

PRESIONES DE MILAGRO SALA A TESTIGOS Y SUS MIEDOS

 

Los temores que despierta Milagro Sala en Jujuy no frenaron a sus víctimas a declarar contra ella. Mostraremos algunas declaraciones.

 

Las víctimas de violaciones a sus derechos humanos por parte de Milagro Sala y  su Tupac Amaru mantuvieron silencio hasta ahora, que la vieron detenida.
 

 

Algunos aún  temen, pero ya presentaron sus denuncias en la  Secretaría de Derechos Humanos de la provincia y luego ante el Ministerio Público Fiscal por las presiones que sufrieron.

 

 

 

En ningún momento las victimas de Milagro Sala fueron escuchadas, tampoco los presos políticos de Venezuela que Maduro se niega a liberar, o los militares argentinos con prisiones sin condena, y en algunos casos condenados con testimonios armados, siendo que sus defensas son oídas en juicio, pero no escuchadas, y menos aún por los organismos internacionales de derechos humanos de la OEA o la ONU, pero contrariamente, estos organismos sí arremetieron contra Argentina exigiendo la libertad de Milagro Sala e incluso diputados del kirchnerismo llegaron a pedir la intervención federal de la provincia de Jujuy por haberse atrevido a enjuiciar e investigar la corrupción que anidó en su gobierno.

 

 

 

Declaraciones de ex integrantes de Tupac Amaru:

 

 

 

TESTIGO: Martín Jorge Rodríguez

 

"Conocí a Milagro Sala entre 2008 y 2009, cuando una persona cercana a ella nos presentó. Yo reclutaba gente para que trabajara en la copa de leche y fuera a la cancha y formara parte de la barra brava. En compensación nos daban planes de trabajo. 

 

 

 

También hacíamos campaña para un candidato a intendente del PJ". "Sala nos maltrataba, nos quitaba todos los papeles y supuestamente ella los presentaba y los cobraba".

 

 

 

Tiempo después, cuando fue a gestionar bolsones a otra agrupación, apareció Sala con su gente. "Me pegó en la cabeza, me tiró al piso y me amenazó delante de tres integrantes de la Tupac, y le dijo a un empleado del ministerio que no me diera nada. Ahí empezó mi calvario porque nadie me ayudó más por indicación de ella." El episodio se repitió tres años después.

 

Rodríguez informo el significado de “ir al psicólogo": "Consistía en que te encerraban en una habitación y Milagro Sala te pegaba".

 

 

 

TESTIGO: Soledad Angélica Mendoza

 

Soledad Angélica Mendoza informo que la Tupac se apropió de un patio de su casa y que fue amenazada de muerte por  Milagro Sala

 

 

 

Según las denuncias que hizo ante la Secretaría de Derechos Humanos, la policía y la justicia jujeñas, “Sala y obreros que se identificaban con gorras, remeras y chalecos de la Tupac Amaru” ingresaron al patio trasero de su casa "tiraron todo lo que allí había y comenzaron a hacer una construcción" en el lugar. "El terreno donde vivo está en juicio de prescripción adquisitiva y rige una medida de no innovar", precisó. Continuaba Mendoza con su relato, cuando se lo hizo saber a Sala, la dirigente le contestó: "«Que me chupen el pingo la Justicia y los jueces. Acá la que manda soy yo, y la que les paga soy yo. Acá se va a construir una copa de leche para darles de tragar a los chicos pobres»".

 

 

 

"Recibí amenazas de muerte de parte de miembros de la Tupac por intentar oponerme a esa situación. (...) Mi denuncia es contra Milagro Sala porque es ella quien daba las órdenes”

 

 

 

TESTIGO: Luis Bail

 

Denuncia presentada en la Secretaría de Derechos Humanos de Jujuy la cual también obra en sede judicial. "Desde 1998 conozco a Milagro Sala. Yo vivía en la calle y ella me conocía y me invitaba a tomar mates. Después comencé a trabajar con ella asistiendo a las marchas. Cuando se creó la Tupac Amaru trabajaba en la parte social, en las copas de leche y comedores infantiles."

 

 

 

Aseguraba Bail "Nos sometía a castigos corporales cuando cometíamos alguna falta, como por ejemplo una inasistencia al trabajo y nos mandaba al «psicólogo». Ir al psicólogo consistía en que te llevaban a una habitación en la sede de la Tupac Amaru, nos encerraban allí y siempre estaba Milagro Sala, quien junto con otras personas nos pegaban golpes de puños y patadas para corregirnos".

 

 

 

Cuando fui a ver un partido de Gimnasia de Jujuy: "Me ubiqué en el sector de la barra de Beto Cardozo, Sala se enojó y fue a mi domicilio con 40 personas más, quisieron sacarme de mi vivienda y como me resistí Sala me pegó con una pala en el ojo y me desfiguró el rostro".

 

 

 

 

 

TESTGO: Bettina Condorí

 

Bettina Condorí también presento denuncia ante la Secretaría de Derechos Humanos, la policía y la fiscalía de Jujuy, aseguro  que Sala la golpeó y le arrebató una hija.

 

 

 

Tal la denuncia de Noviembre de 2009, Condorí fue obligada a "comparecer" ante Sala para "pedirle perdón" por haber "hablado mal de ella".

 

 

 

El testimonio comienza con arrebato de su hija. "Sala ordenó que me quitaran a la bebé y la llevaran a la guardería. Como ofrecí resistencia, una mujer me la arrebató violentamente. Era mi hija", indicó la mujer. La denuncia continúa con el detalle de cómo fue golpeada por Sala. "Llegamos al museo (una de las dependencias de la Tupac) nos sentaron en dos sillas, Sala se paró frente a mi pareja y yo. Todos los presentes comenzaron a insultarnos y obligarnos a pedirle perdón a Sala", relató. Y continuó: "Yo, por miedo, le pedí varias veces perdón, pero ella seguía insultándome. (...) Traté de escapar, pero Sala ordenó que me redujeran, me sentaron y agarraron las manos detrás de la silla mientras ella me pegaba piñas con las manos con anillos, me levantaba la cabeza de los pelos, me pegaba rodillazos y patadas, gritando que le pidiera perdón".

 

 

 

TESTIGO: Cecilia Velázquez

 

 Velázquez presentó su denuncia con el aval de 27 testigos. Había comenzado a trabajar con Milagro Sala en 2003 y según declaró, en 2005 le entregaron una vivienda, pero no le dieron la escritura. "Allí vivía con mi hijo. Durante el tiempo que trabajé para Milagro Sala recibí acoso y maltratos, no sólo de ella sino también de Shakira y del hijo de Sala, Sergio Chorolque."

 

 

 

"Milagro Sala iba a la cooperativa donde trabajábamos y nos pegaba con un garrote mientras nos decía que en las marchas, a las que estábamos obligados a ir, teníamos que saltar, gritar e insultar", denunció. "Por los maltratos, en 2011 decidí dejar la Tupac Amaru y allí comenzó mi calvario", explicó.

 

 

 

"Milagro Sala me citó a la sede de la Tupac. Allí me golpeó junto a Shakira y todo su entorno. Me encerraron en un cuarto, me pegaron piñas y patadas con botines. Me insultaban y me tiraban agua fría. Me dejaron inconsciente", contó Velázquez. Tiempo después la sacaron de su vivienda por la fuerza, le tiraron todas sus cosas a la salida del barrio. "Me amenazaron con que si hacía la denuncia me mandarían a matar."

 

 

 

TESTIGO: Víctor Mendoza

 

Ex Secretario Gremial del Sindicato Docente jujeño

 

Víctor Mendoza era secretario gremial de ADEP, uno de los sindicatos docentes de Jujuy, cuando fue amenazado por Milagro Sala, que se quedó con su casa.

 

 

 

La denuncia que Mendoza radicó ante la Brigada de Investigaciones local, es de 2013. Estaba reunido con el entonces ministro de Tierra y Vivienda, Luis Cosentini, en su despacho cuando Sala irrumpió allí con un grupo de personas. "El ministro se fue del despacho. Sala comenzó a increparme y pegarme en el pecho. Yo no podía alejarme del lugar porque había seis guardaespaldas. Sala me amenazó para que no hablara mal de ella", reconstruyó Mendoza. Siempre de acuerdo con la denuncia, el gremialista fue privado de su libertad en diciembre de 2013. Ocurrió en la sede del gremio docente, donde se encontró con Patricia Jaldín, una de las dirigentes de la Tupac, que estuvo detenida. "Me pegaron, me amenazaron y me retuvieron durante cuatro horas por orden de Sala", relató. En cuanto fue liberado, Jaldín amenazó con matarlo si no dejaba su casa. "Cuando volví a buscar mis cosas, ya estaba ocupada por el hijo de Jaldín. Desde esa fecha recibí amenazas. Vivo con miedo", concluye la denuncia.

 

 

 

A poco de ser detenida (en un lugar especialmente acondicionado para su confort y con aire libre) Milagro Sala comenzó una huelga de hambre, que levanto a menos de dos días, este evento tuvo una rápida difusión. Mientras que  militares detenidos, en condiciones deplorables y prácticamente sin atención medica y la mayoría de más de 70 años, informaron vía sus familiares que harían un ayuno, a modo de protesta, solo salió un pequeño recuadro en un matutino. Si estos militares cometieron los aberrantes delitos de los que son acusados, deberían haber sido juzgados correctamente y en igualdad de condiciones que otros procesados. Como sociedad no podemos comernos al caníbal.

 

 

 

 

 

(1*https://foropenal.com/presos-politicos/lista-publica?keys=

 

 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS